Borja Vázquez y Alfonso Vivancos se conocieron hace muchos años estudiando un MBA en Madrid. Entonces, ninguno tenía mucha idea de de qué forma funcionaba el sector textil, ya que jamás habían imaginado que se dedicarían a él en cuerpo y ánima. Los dos, sevillanos de nacimiento, tenían otras aspiraciones; otros sueños, que aun distaban mucho de lo que deseaban ser de mayores cuando eran pequeños. “Yo quería ser médico, como mi padre”, cuenta Alfonso a EL ESPAÑOL. “Yo, abogado, como el mío”, se franca Borja.

Pues ni lo uno ni lo otro. Borja Vázquez (Sevilla, 1977) terminaría estudiando Derecho en la Universidad de Sevilla (US), mas dándose cuenta pronto de que “no quería ejercer en ello”. Alfonso Vivancos (Sevilla, 1974) hizo una pequeña incursión en el planeta de la Arquitectura, mas terminaría estudiando Ingeniería Industrial, asimismo en la US. Pero pasar por el MBA en Madrid les cambiaría su vida para siempre: comenzarían una empresa de lavaderos de coches que fracasó hasta el momento en que el destino les empujó a fundar y dirigir Scalpers, la marca sevillana de tendencia que “este 2022 cerró con una facturación de 152 millones de euros”, reconocen en charla este diario.

¿Pero de qué forma ocurrió todo?¿De qué manera perderían su dinero en un sueño imperfecto para lograr el éxito con una marca de ropa? “Montar un lavadero de coches ecológico fue mi proyecto final de MBA y, de hecho, gustó tanto que incluso algunos miembros del jurado querían invertir en él”, explica Borja, presidente de Scalpers. “Sobre el papel, era un proyecto que parecía que tenía buena rentabilidad. Nosotros dijimos: ‘vale, tantos días se trabaja; tantos coches se lavan cada día; tantos precios…’. Todo en un Excel y salía precioso pero luego la realidad fue mucho más dura”, agrega Alfonso, CEO de la entidad.


Borja Vázquez, presidente de Scalpers, una marca sevillana de tendencia.

Cedida

El proyecto fracasó. Duraría de 2004 a 2007. “Empezó a haber muchos problemas que no habíamos tenido en cuenta, por ejemplo, con los horarios de los centros comerciales en los que estaban presentes los lavaderos, pero había más, y al final tuvimos que concursar y liquidar”, concluye Borja. Los dos amigos se habían quedado sin dinero y había que reinventarse.

[Vicente Cebrián-Sagarriga, el conde detrás del imperio de Marqués de Murrieta, la mejor bodega del mundo]

El origen de Scalpers

Por aquella temporada los dos tenían un amigo, Alberto Artacho, que tenía en marcha “un pequeño negociete” de sastrería de camisas a la medida y a domicilio. “No era la principal ocupación de nuestro amigo Alberto, pero estaba bien enfocada hacia directivos o altos ejecutivos que tenían poco tiempo para pasar y hacerse camisas a medida”, recuerdan los dos creadores de Scalpers. Alberto, tras el trastazo de los lavaderos de coches, les ofreció cooperar en el negociete.

Fue entonces cuando se reunieron en una cafetería de Madrid Borja, Alfonso y Alberto así como otros dos amigos, Marcos Ybarra y Rafael Medina, para charlar sobre de qué forma desarrollar el proyecto de Scalpers. “Uno de nuestros clientes de la sastrería, Miguel Zarco, ya tenía un negocio de venta de corbatas vía online, así que decidimos incorporar este servicio a nuestro negocio. Cuando nos reunimos, hablamos sobre cómo darle dimensión, tamaño y cariño para que el proyecto prosperase”, explican los creadores de la marca de tendencia.

RELACIONADO:  La Nave abre 3 nuevas convocatorias de sus programas dirigidos a start-ups

Era 2007 y así se plantó la semilla de lo que más tarde sería Scalpers, una marca de tendencia que hoy factura más de ciento cincuenta millones de euros y emplea a mil cuatrocientos personas en el mundo entero. “La evolución empezó por abrir la primera sastrería física en Madrid en septiembre y la segunda, en Sevilla, en noviembre de ese año. Y a medida que íbamos creciendo, el proyecto se iba engrasando”, explica Alfonso Vivancos. Pronto asimismo comenzarían a cooperar y vender sus productos en El Corte Inglés.

–¿Por qué escogieron una calavera y dos tibias como logotipo de Scalpers? Es un logotipo pirata…

–Cuando Scalpers vendía corbatas su logo era un pulpo. Sin embargo, a los dos o 3 años de arrancar el proyecto, cuando la compañía comenzaba a tener reconocimiento social, recibimos una reclamación de otra compañía requiriendo retirar el logotipo por el hecho de que comprendían que era muy afín al suyo.

Esto nos cogió en la mitad de una producción de polos. Muchos ya estaban hechos, mas no podíamos utilizar el logotipo, que además de esto en un polo es muy perceptible. Por ello, afirmamos “hagamos una calavera en el logo”, que es algo un tanto ruin y era reconocible. Se la pusimos y creemos que si entonces no funcionaba se quedaría solo en una edición limitada. Luego resultó un éxito y ya nos quedamos con la calavera como logotipo.

[Francisco se hace de ‘oro’ con las zapatillas Hoff: las compras tú, María Pombo y él factura 17 millones]

300 millones… en 2025

En poco más de 15 años, el desarrollo de la compañía sevillana ha sido mareante. Si bien es verdad que para finales de 2013 Marcos Ybarra, Alberto Artacho y Rafael Medina dejarían de tener vinculación con Scalpers, no es menos cierto que Borja y Alfonso han elevado a la marca a cotas que ni tan siquiera mismos habían imaginado. De hecho, se sinceran con EL ESPAÑOL y afirman que aguardan “facturar en 2023 unos 200 millones de euros para llegar a facturar 300 millones en 2025”.

RELACIONADO:  Esto es lo que se cobra por trabajar en Disney - Forbes Hispano

Para ello, tanto el presidente Borja Vázquez como el CEO Alfonso Vivancos –aunque dejan claro que el cargo es algo más formal, ya que los dos ejercitan las dos funciones– desean proseguir explotando la vía del mercado femenino. Y es que fue en 2018 cuando empezaron la una parte de moda para mujer y en 2019 la de tendencia para niña –para niño comenzó en 2012–.

Alfonso Vivancos, CEO de Scalpers.


Alfonso Vivancos, CEO de Scalpers.

Cedida

“Hay que tener en cuenta que en los casi 16 años que tiene la marca, la parte masculina ha sido muy importante, pues Scalpers empezó siendo una marca masculina. Pero desde que iniciamos con la parte de mujer, sus ventas han crecido tanto que actualmente suponen un 25 % de facturación”, explica Alfonso. Es decir, el desarrollo de la moda femenina de Scalpers en tan solo cinco años ha sido considerablemente más exponencial que el de la moda masculina en más de una década.

“Por ejemplo, en ventas online, que es la única forma de establecer una comparativa real, el 50 % de las ventas es para hombres y el otro 50 % para mujeres”, agrega Borja Vázquez. Ahora, el plan de Borja y Alfonso asimismo pasa por proseguir fortaleciendo el número de “tiendas físicas y metros en las tiendas” dedicados a la una parte de moda femenina de Scalpers.

[Lydia Rodríguez vio el negocio antes que nadie en Bilbao: es profesora de bailes de TikTok]

Pese a todo, otra vía de desarrollo para la marca fundada por Borja y Alfonso es robustecerse en el mercado internacional “en especial en Portugal, donde estamos como en España hace cuatro años, y en el resto de Europa”. No obstante, Scalpers ya cuenta con más de 280 tiendas en “España, Portugal, México, Chile, Perú, Colombia, Guatemala, Ecuador y, probablemente, en Italia, Francia y Polonia”.

Eso sí, el mercado español, “al tener un tasa de crecimiento anual de entre el 30 y el 35 %”, proseguirá siendo el esencial para Borja Vázquez y Alfonso Vivancos, los sevillanos que crearon Scalpers, la triunfante marca de tendencia que ya factura más de 150 millones de euros.

Sigue los temas que te interesan